¿Por qué se cuelgan los jamones?

En muchas ocasiones cuando entramos en bares, restaurantes, tabernas, tiendas o bodegas pueden verse piezas de jamón colgadas en el techo y muchos de nosotros nos preguntamos ¿por qué lo haran? La explicación lógica de tener los jamones colgados así es para que se vayan secando y ventilando hasta alcanzar su nivel óptimo de humedad. Por esta razón, se les coloca en la punta un sombrerito de plástico llamado chorrera, el cuál vale precisamente para eso, para que el jamón gotee el exceso de grasa y llegue a estar en buenas condiciones para su consumo.

jamones colgadosPero el origen de ese colgamiento tuvo una finalidad muy diferente. A lo largo de la historia y en épocas en las ni siquiera existía España y Portugal, la Ibérica era una sociedad en la que convivían Cristianos y Judios los cuales nunca se han llevado bien, ya que lo que separa a los cristianos de los judíos es esencialmente la figura de Cristo, por un lado, y la preceptiva del Talmud, por otro.

Los judíos siempre se han negado a reconocer el mesianismo de Jesús porque, en su concepción, el Mesías es un personaje carismático y pacificador, tampoco pueden admitir a un Dios torturado y asesinado por los romanos, ya que a sus ojos esto es la encarnación del paganismo.

Por su parte, el cristianismo considera que la llegada de Cristo canceló el cumplimiento estricto de la Ley, la cual fue encarnada por la fe.

Tras la expulsión de los judíos en el siglo XV, los que se quedaron tuvieron que convertirse al cristianismo, y una manera de convencer a la Inquisición de que eran conversos era poner cerdo en todos los platos, cocinar con manteca y hasta colgar un jamón en el portal de sus casas. Así que durante la época de la persecución de los judíos, tener un jamón colgado del techo manifestaba que allí se comía cerdo y que, por tanto, no se era judío. Eso solía liberar a sus propietarios de incómodas pesquisas policiales.

Escribe un comentario

Tu correo no será publicado.

*