A la rica tapa de Jamóm

Cuenta la historia que un audaz ventero, tapó la copa de vino de Jerez del Rey Alfonso XIII para evitar que un remolino de viento la llenara de arena, al monarca le gustó tanto saborear el jamón con su vino que pidió otra tapa de jamón!.
Lo cierto es que hay muchas versiones sobre el origen, pero esta registrado que desde el siglo XVIII ya se usaban alimentos como tapas para evitar que en las bebidas entraran moscas o polvo. Sea cual sea el origen, debemos agradecer que se siga manteniendo esta deliciosa tradición.

Escribe un comentario

Tu correo no será publicado.

*